jueves, 13 de junio de 2013

CALDO DE PESCADO CASERO

Bueno bueno bueno.... uno de mis deberes en mi propósito de convertirme en una "mujer de mi casa" hecha y derecha, es llevar una dieta equilibrada. Nosotros sobrevivimos a base de frutas, verduras y pastas básicamente. Carne bien poca y el pescado inexistente (lo poco que se consume es atún o caballa en lata o varitas de merluza congeladas). Por favorrr no penséis que soy una mala madre, mi hija come en el comedor de su cole y eso si que es una dieta equilibrada!! Son unas máquinas. Adoro la guardería de mi hija.

Bueno, a lo que iba. Yo me veo capaz!! Así que me voy a comparar pescado. Madre mía que mundo aquello!!! Jajajja. Cuando te preguntan: "Te lo limpio??" Aaaa ver, por favorrrr SI!!!. Si tengo que limpiar yo ese bicho os aseguro que pasaría hambre. "Te lo abro por la mitad?" Mmmmm pues la verdad, ni idea.... Señora, eso como se cocina??? Jajajaja. Pobre mujer cuánta paciencia tuvo conmigo!!. Pregunta del millón: "Te pongo las cabezas??" Hay mi madre qué macabro!!!!. Y para que voy a querer yo las cabezas!!?? "Para hacerte un caldito bien rico niña!!" (gracias por lo de "niña"). Ah! vale, pues me ponga usted también las cabezas... ya veremos qué hago luego con ellas. Total, que me vuelvo a casa con una dorada enorrrrme abierta por la mitad y una merluza que daba miedo preparada en rodajas con sus correspondientes cabezas. El pescado lo comimos a la plancha o frito en varias veces.... aún no me veía preparada para hacer algo más atrevido... a la siguiente seguro que si!!! 

Llega sábado y me propongo hacer lo que aquella señora me dijo, y tras una llamada a mi madre (la mejor cocinera del mundo mundial) y a la que le entró la risa imaginándome a tal enfrentamiento con el pescado, empiezo a preparar MI PRIMER CALDO CASERO DE PESCADO.
A todo esto, como tuve que limpiar la merluza antes de cocinarla, también guardé los restos para ese futuro caldo al cual le había llegado ya el día... todo iba congelándolo, claro!!

Ingredientes:
- Lo que no nos sirve del pescado (cabezas, espinas gruesas... o bien comprar una mezcla de pescado para caldo)
- Dos dientes de ajo
- Perejil (a mi se me olvidó ponerlo, lo siennnnto mamá)
- Unos trozos de pimiento (verde en mi caso, supongo que el rojo también vale)
- Un tomate (lo rallaremos)
- Pimentón dulce (eso no me lo dijo mi madre, me lo inventé yo)
- ñora picada (yo compré unos sobres)
- Sal
- Colorante alimenticio

Según las sabias palabras de mi madre: se puede poner todo a hervir directamente en crudo, pero si haces un sofrito... sale muuucho más sabroso. Así que, por supuesto, una vez que te pones, te pones! OPCIÓN B rico y sabrosón :D

Rallamos el tomate y lo ponemos a freír con dos dientes de ajo abiertos por la mitad, un poco de perejil picado, unos trozos de pimiento, la ñora picada y sal. 

Cuando el sofrito está casi listo, ponemos agua en una olla (yo le puse más o menos un litro, podía haber puesto más ya que reduce mogollón!). Ponemos el agua a hervir, y cuando ya hace glub glub echamos el pescado y el sofrito.... Lo dejamos hervir durante unos 15-20 minutos, jo, qué bien huele!! Y esto lo he hecho yo???!!! Cuando ya está casi terminado, le añadimos el colorante alimenticio (eso es opcional, pero yo soy incapaz de tomarme un caldo blanquecino... tiene que ser naranja!!). Para el punto de Sal, no os queda otra que ir probando como hice yo :P.Ah!! una vez hecho esto, se cuela y listo... 


Y sabéis que hice con MI PRIMER CALDO DE PESCADO?? Hice MI PRIMERA PAELLA DE  CALDO DE PESCADO CASERO. Estoy que no quepo en mi de orgullo propio!!! Jajajajja La paella os la dejo para otro ratito. De momento con el caldo podéis haceros unos fideos, una sencilla sopa... o una paella :D

Besetes Mil!!!

By Cristina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario