domingo, 1 de diciembre de 2013

BOMBONES CON GUINDILLA PICANTE

Y puestos a probar........ porqué no ponemos guindilla picante a un dulce???
 
 
Os parecerá raro, pero le da un puntito realmente bueno, diferente, impactante :D
 
Es muyyy sencillo, así que a ver si os animáis!!
 
En este caso están hechos con chocolate negro y chocolate blanco tintado, pero se pueden hacer sólo con choco negro.
 
Lo que si que vamos a necesitar son unos moldes para bombones, no son caros y además se encuentran fácilmente (venden hasta en los Chinos). Yo utilicé unos metálicos de Tescoma, pero también he probado los de silicona (de los chinos) y van igual de bien.
 
 
Necesitaremos: (para unos 24 bombones)
 
- 80 gr. chocolate blanco
- 110 ml nata para montar 35% mat. grasa
- 25 gr. azúcar glass
- 1 guindilla picante (en mi caso cayena)
- colorante en pasta (esto es completamente opcional)
- 30 gr. mantequilla
- 150 gr. aprox. de chocolate negro para fundir (aprox. 60% cacao)
 
Preparación:
 
- Ponemos la nata en un cazo a fuego lento y le añadimos media guindilla. Que si! No es coña! Lo de la guindilla iba en serio jajaj. Aaaa ver, esto es un poco al gusto, como todo. Yo os aconsejo que la pongáis poco a poco y que vayáis probando para no pasaros ni quedaros demasiado cortos.
 
Nos preparamos en un bol el chocolate blanco. Si no es de formato de pepitas, lo cortáis a trocitos y añadimos el azúcar glass. Cuando ya ha infusionado la guindilla en la nata y ésta ha llegado a ebullición, la echamos sobre el chocolate y removemos hasta que se quede completamente fundido. A mi no terminaba de fundirse, así que metí unos 20 segundos en el microondas y listo. Cuando la mezcla está templada, añadimos la mantequilla y removemos hasta que se integre perfectamente.
 
Como yo quería hacer el relleno de dos colores, separé la mitad de la mezcla y le añadí colorante rojo.
 
 
 
Ahora vamos a preparar el chocolate negro. Si no es formato de pepitas lo troceamos, lo ponemos en un bol y lo fundimos en el microondas a intervalos de unos 30 segundos, lo vamos sacando y removiendo hasta que está fundido.
 
Yo todo el proceso lo hago con una cucharilla de café, no sé si hay algún método mejor! Si lo hay... nos lo contáis jejeje.
 
Con una cucharilla voy "manchando" todo el molde del bombón, tener en cuenta que cuanto más fina sea la capa, más relleno podremos ponerle, pero tampoco la hagamos de 0,00001mm que entonces se puede romper al desmoldarlo! Cuando hemos puesto esa fina capa a todos los moldes, los metemos 1 minuto al congelador. Los sacamos, y les ponemos la mezcla del chocolate blanco. Yo lo que hago es ponerla en la esquina de una bolsa de plástico (tipo congelar) y le corto la puntita. Así los rellenaremos muy fácilmente. Tener en cuenta que luego tenemos que hacer la base del bombón también de chocolate negro... así que no lo llenéis hasta el borde.
Cuando tenemos el relleno puesto, volvemos a meter un minuto o dos al congelador. Los sacamos y les ponemos la capa que falta de chocolate y la dejamos lo más lisa posible.
 
 
Yo os lo he explicado así porque mis moldes eran metálicos e individuales. Si utilizáis una plantilla es aún más fácil. Para hacer la primera capa de chocolate se llenarían todos los huecos y luego se escurriría de nuevo en el bol del choco, se quitaría el sobrante y listo. Se haría el proceso del congelado igualmente. Y luego la última capa de choco negro igual, se llenarían los huecos y luego se puede alisar con una espátula o cuchillo de hoja larga.
 
Bueno... seguimos... una vez puesta la última capa volvemos a meter un minutito al congelador y será suficiente para poder desmoldar y voilá!!!! Ya tenemo listos nuestros bombones!!!!



Besetes mil!!!

By Cristina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario