miércoles, 11 de marzo de 2015

HOJALDRE DE CREMA PASTELERA Y GRANADA

GRANADAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!   PRECIOSA.... MARAVILLOSA.... Una de las frutas más completas!!


Esta vez la idea no fue mía. Mi cuñada me preguntó si podía hacerle una tarta de hojaldre con crema pastelera y granada......... cómo no??!! Mi cabeza empezó a funcionar en ese instante. Yo había hecho crema pastelera una o dos veces hace como diez años... Entre otras cosas porque la crema no es algo que a mi me guste especialmente, si puedo elegir... siempre elijo CHOCOLATE jais jais jaissss...  Pero vamos que todo es ponerse así que...... me apetecía volver a hacer crema pastelera y así variar un poquito!!

Esta receta es larguita, pero sobre todo por la explicación de la crema pastelera, por lo demás veréis que no tiene ningún misterio.

Ingredientes:

- Lámina de hojaldre.
- 1 granada

Para la crema pastelera: (receta de www.javirecetas.com)  (las fotos mega profesionales son mías jaj)
- 500 ml de leche entera
- 4 yemas de huevo
- 6-7 cucharadas colmadas de azúcar normal (unos 120gr)
- 2 cucharadas colmadas de maicena (unos 50gr)
- 50gr. de mantequilla sin sal (opcional)
- 1 vaina de vainilla
- 1 trozo de cáscara de limón.

Preparación de la crema pastelera: (os lo copio tal cual aparece en javirecetas porque lo explica de maravilla)
1º) Prepara la vaina de vainilla sacando las semillas de su interior.  Guarda en el frigorífico medio vaso de leche para disolver más tarde la maicena (la maicena se disuelve mejor en líquidos fríos).


2º) Pon el resto de la leche en una cacerola al fuego y añade la vaina de vainilla con sus semillas y la cáscara de limón (ésto último es opcional). Dejamos a fuego medio hasta que casi hierva la leche y entonces apagamos el fuego, apartamos la cacerola y tapamos con un plato.
3º) Deja que repose la leche para que se mezclen los sabores durante 30 minutos. Luego cuela la leche retirando la vaina de vainilla y la cáscara de limón (la cascara de limón la tiramos, pero la vaina de vainilla puedes aprovecharla para otra ocasión). Ahora volvemos a calentar la leche que acabamos de colar dejándola a fuego medio-bajo.
4º) Mientras se calienta la leche coge un bol o un cuenco grande y añade el azúcar y las yemas de huevo (guardamos las claras para otro uso). Bate bien hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Reserva esta mezcla para más tarde.

5º) Ahora coge la leche que tienes reservada en el frigorífico y disuelve la maicena en la leche en un cuenco limpio. Luego añade la maicena disuelta a la leche que tenemos en el fuego. Remueve bien con cuidado de que no se formen grumos. La maicena se irá cociendo y si no remueves la crema constantemente se formarán grumos (pegotes) de harina. Sigue así hasta que la crema esté casi hirviendo.
6º) Ahora aparta la leche del fuego y añade el batido de azúcar y yemas. Remueve muy bien y rápidamente con las varillas para que la yema no cuaje de forma inmediata por el calor. Luego sigue removiendo mientra se espesa la crema pastelera a fuego lento. No dejes de remover bien la crema y vigila el fondo del cazo no sea que se te pegue. Pasado un rato la crema estará bien densa. Retira del fuego.
7º) Si quieres una crema pastelera más cremosa y suave añade la mantequilla con la crema aún caliente y remueve bien hasta que se incorpore bien y quede una crema homogénea. Deja enfriar y lista para usar.


JAJAJAJAJJAJAJAJAAAAAAAAAA...... NO TENGO REMEDIO!!!!!!! Ahora que estaba releyendo las instrucciones de la crema para compartirla con vosotros me he dado cuenta de que yo un paso no lo hice como dice aquí........ Yo agregué la leche con la maicena a la mezcla de las yemas y el azúcar y luego lo añadí todo a la leche........ LA CUESTIÓN ES QUE SALIÓ ESPECTACULAR IGUALMENTE, NO??  Para que veáis que aunque muuuuchos se empeñen en decir que si... la repostería no es siempre una ciencia exacta.  Ah! también hice algo un poquito diferente pero esto sí a cosa hecha. Como le puse muyyy poquita corteza de limón porque sabía que la preferían sin mucho sabor a limón, añadí un poco de azúcar avainillado al azúcar para potenciar un poco más el sabor de la vainilla.


También comentaros que como soy ultra mega especial con el tema huevo: HUEVO.QUE.ME.QUEDA.LA.DUDA.DE.SI.ESTÁ.COMPLETAMENTE.COCINADO.O.NO.............. os aseguro que estuve muuuucho tiempo cociendo la crema pastelera a fuego medio-bajo para garantizarme que estaba completamente hecho. Le añadí ese poquito de mantequilla como explican en javirecetas y eso la suavizó... porque quedó algo más espesa de lo normal debido a mi ultra manía al huevo poco cocinado.

SIIIIIIIIIIIGAMOS!!!!!!!!!!!!!

-Una vez que tenemos lista la crema pastelera, cogemos la placa de hojaldre, le recortamos los bordes como cosa de 1cm y los pegamos con un poco de agua o huevo a la placa. De esa forma cuando lo horneemos hará borde grueso.

- Pinchamos con un tenedor el interior de la placa (lo que será la base de la tarta, y además rellenamos con GARBANZOS. Si, ya sé que lo que véis en la foto NO SON GARBANZOS, pero en casa sólo tenía lentejas pardinas jajaja. Os aseguro que me costó un poquito despegarlas!! pero hicieron su función que es lo que importa. Lo ponemos para que el hojaldre no suba y así hacer nuestra propia tartaleta gigante.




- Como tenía hojaldre de sobra, preparé unas 6 o 7 mini tartaletas con las que mi hija se lo pasó en grande y que a penas llegaron a la noche...


-En el centro de la placa ponemos la crema pastelera con una manga... bien a tiras... o a puntos como hicimos nosotras....... eso al gusto. Si no tenéis manga la ponéis con una cuchara y extendéis con un cuchillo y listo.




















- En último lugar añadimos unos granos de GRANADA que darán un toque preciooooooooso a nuestra tarta. La enfriamos........... y a comerrrrrrrrrr.



Como véis lo único que tiene un poco de trabajo es la crema pastelera, pero no hay nada como una crema casera para disfrutar de un delicioso postre.

Besetes Mil!!!!!!!

By Cristina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario